Chau soledad

Chau soledad

Ya no trates de detenerme. Era inevitable. Nuestra relación no funciona y se que tu también te has dado cuenta que ya no me interesa compartir mis dias contigo y tu misma estas cada vez más distante. A pesar de los buenos momentos que disfrutamos, confieso que no han sido los mejores de mi vida. Te buscaba y te deseaba con el alma y después de tenerte quedaba en mi una horrible resaca de tristeza y angustiante deseo de no volver a verte. Quizás quieras una explicación sincera. Es lo mismo que te imaginas, tus celos son fundados. Tampoco puedes…

Te sientas junto a mi a dibujar el silencio al que nos escapamos a soñar, dueños de lo efímero, cómplices de la calma, la prisa y la espera.

Los latidos nos delatan y nos dan la certeza de estar vivos.

Los latidos
Videoconferencias con Google Meet

Videoconferencias con Google Meet

El sistema de videoconferencias de Google para educación se llama MEET y es accesible para usuarios con licencia G Suite for Education. Puedes organizar reuniones virtuales, con la posibilidad de compartir el escritorio de tu PC, audio y vídeo. Es una opción muy recomendable para profesores pues admite hasta 100 usuarios en simultaneo, por tiempo ilimitado, con una calidad optima de audio y vídeo. Con motivo de la crisis mundial por el COVID-19 han ampliado su capacidad a 250 usuarios. Puedes utilizar Google Meet en una Laptop o un ordenador PC que tenga cámara web, micrófono y conexión a Internet. …

Tus manos

Cuando tus manos salen,y amor, hacia las mías,qué me traen volando?Por qué se detuvieron en mi boca,de pronto,por qué las reconozcocomo si entonces antes,las hubiera tocado,como si antes de serhubieran recorridomi frente, mi cintura? Su suavidad veníavolando sobre el tiempo,sobre el mar, sobre el humo,sobre la primavera,y cuando tú pusistetus manos en mi pecho,reconocí esas alasde paloma dorada,reconocí esa greday ese color de trigo. Los años de mi vidayo caminé buscándolas.Subí las escaleras,crucé los arrecifes,me llevaron los trenes,las aguas me trajeron,y en la piel de las uvasme pareció tocarte.La madera de prontome trajo tu contacto,la almendra me anunciabatu suavidad secreta,hasta…
Quería

Quería

Quería escribirte una carta a mano con versos aún no pronunciados por los poetas, con un dibujo ocupando media página del A4 cuadriculado. Y en la ligereza de mi mente surgen pensamientos y dilemas en torno a la simpleza existencial sobre situaciones que han determinado el deterioro de la humanidad, la miseria, la vanagloria, la vanidad y el desconsuelo...Apago la tele para no distraerme con el noticiero y vuelvo al intento de carta. Me quedo mirando el papel en blanco incapaz de unir dos sílabas que materialicen grafismos con lo que quiero decirte. O quizás ya no haya nada que…
Nefelibato…

Nefelibato…

Nefelibato ser fabricado de creencias.  El infinito, perenne, sempiterno e inconmensurable amor se esfumó en la repentina constatación de la inexistencia... Epifanía.
La respuesta de Bolognesi en la tradición de Ricardo Palma: «QUEMARÉ HASTA EL ULTIMO CARTUCHO».

La respuesta de Bolognesi en la tradición de Ricardo Palma: «QUEMARÉ HASTA EL ULTIMO CARTUCHO».

I Eran las primeras horas de la mañana del sábado 5 de junio de 1880. Los rayos del tibio sol matinal caían sobre las paredes azules de una casita de modesta apariencia, situada en la falda del cerro de Arica y en dirección a la calle real del puerto. Un soldado del batallón granaderos de Tacna, con el rifle al brazo, hacía su facción de centinela en la puerta de la casita. Quien hubiera penetrado en la pieza principal, que mediría diez metros de largo por seis de ancho, habría visto por todo humildísimo mueblaje una tosca mesa de pino,…